La defensa del bosque nativo continúa en las calles