Las bravatas de Trump se estrellarán contra la dignidad de Cuba