“Este es un buen momento para el feminismo y pésimo para el periodismo”