La connivencia empresas-gobierno agravó el desempleo y el deterioro salarial de los trabajadores de prensa