Justicia legítima: El fallo implica una amnistía encubierta