Comienza el sueño de un club barrial en el oeste de la ciudad de Río Cuarto