Segunda vuelta en Ecuador | ¿Pueden suicidarse los pueblos?