La CTA-A repudia el recorte salarial que el Gobierno pretende hacer a los jubilados