En deuda y sin brújula