Denuncian complicidad entre policías y desarrollistas por la violenta represión a vecinos de barrio Nueva Esperanza