El Cispren frente a la consulta popular