Organizaciones sociales presentan un hábeas corpus preventivo colectivo