Fidel en la Casa de su amigo el Che: un círculo que cierra